Renovables baten records: en Alemania llevó hasta precios negativos

Renovables baten records: en Alemania llevó hasta precios negativos

12/05/2016 fuente “Dinheiro Vivo”

El domingo día 8 de mayo, la producción de energía renovable en Alemania alcanzó un pico tan elevado que hizo los precios del mercado de compra y venta de energía bajar para valores negativos, concretamente para menos 124 Euros por cada megavatio/hora consumido. “Es claramente una excepción. Esto casi nunca sucede. Es como se fueran rebajas para despachar stock”, comentó el presidente de la Asociación Portuguesa de Energías Renovables (APREN), António Sá da Costa.

De hecho, fue eso lo que pasó. La electricidad producida en las varias centrales eléctricas de un país, sea en Alemania, en Portugal o en España, es negociada en un mercado cuyas productoras hacen ofertas de energía y las que salen primero para ser consumidas son las más baratas, o sea, las renovables. Solo después la energía que está a siendo producida en las centrales a gas, a carbón o nucleares se coloca en el mercado para vender a los comercializadores, que después venden a los consumidores finales.

Así, según afirma el diario online Quartz, el pasado domingo, en Alemania, las renovables produjeron 87% del consumo y, por lo tanto, las otras centrales no eran necesarias. Las de gas cerraron, pero las de carbón y las nucleares no pueden lo hacer de forma tan sencilla y siguen produciendo. Resultado: empiezan a vender a precios bajísimos para fluir la producción. “Pero lo hicieron solo porque sabían que era durante un período limitado. Después los precios suben”, destaca Sá da Costa. Dice el diario Quartz, que cita la consultora alemana Agora Energiewende, que ese domingo el precio volvió a subir hasta los 24 Euros por MWh consumido.

En Portugal, los precios nunca estuvieron negativos, porque no hay centrales nucleares y la central a carbón no tiene necesidad de bajar tanto los precios, pero es cada vez más normal haber horas en las que los precios están a cero y que los productores están ganando menos.

Por ejemplo, según Sá da Costa, en 2014 – que fue un año record para las renovables – fueron registradas 200 horas con los precios a cero. Pero en los primeros cuatro meses de este año – en el que las renovables volvieron a batir records, representando en media 90% del consumo – solo se registraron dos horas a cero. Esto pasa porque los precios del gas y del carbón están muy bajos y llevaron a que la media en el mercado bajase de 45 para 29 Euros por MWh.

Consumidor no siente impacto

El hecho de los precios estar a cero o negativos tiene un impacto casi nulo para los consumidores, dice Sá da Costa. Es porque que el consumidor no compra al productor, pero si al comercializador que cobra un valor fijo y asume el riesgo del precio estar más alto o más bajo.

Si la electricidad fuera comprada al productor habría alturas en las que sería gratis o más barata y otras en las que sería tan cara que la factura mensual disparaba hacia valores más altos que los del contrato con precio fijo para la energía. Por ejemplo, en 2014, hubo días en que la energía estuvo a 7 Euros pero después se disparó para los 75 Euros. Además, dice Sá da Costa, la energía es solo una parte de la cuenta de la luz. Es necesario pagar el coste de las redes, el transporte y los impuestos. Y eso es válido tanto en Portugal o España como en Alemania.

El hecho de que los precios alcancen valores tan bajos es positivo porque muestra cómo sería si toda la producción fuera renovable, pero todavía no es así. Por el contrario, hay agentes del mercado que creen que nunca lo será porque las represas, las eólicas y la solar no están siempre funcionando y será siempre necesario existir centrales de reserva.