Parques solares que flotan sobre el agua

Parques solares que flotan sobre el agua

Fuente: Economía Digital
13/12/2018

La compañía china Sungrow Power Supply está construyendo la que será la planta solar flotante más potente, con capacidad para generar 150 MW. La misma compañía construyó y puso en marcha el año pasado la primera instalación de este tipo. A diferencia de lo que suele ser habitual, en este tipo de plantas solares los paneles fotovoltaicos no están instalados sobre tierra firme, sino que flotan sobre una superficie de agua.

Aunque es cierto que el rendimiento económico de las plantas solares flotantes es algo menor que el sus equivalentes instaladas sobre tierra firme debido a la mayor complejidad y coste de la instalación, está demostrado ellas aprovechan doblemente los recursos y aportan varias ventajas.

Por un lado, los paneles solares resultan más eficientes cuando se colocan sobre el agua que sobre la tierra. En las plantas solares terrestres, los paneles no se refrigeran y conforme van adquiriendo temperatura debido a la incidencia de los rayos del sol — que utilizan para producir electricidad — su eficiencia se va reduciendo, por lo que producen menos. En las plantas flotantes se contrarresta en parte el efecto del calentamiento de la radiación solar térmica y los paneles solares se refrigeran de dos formas: el agua circundante que se evapora reduce la temperatura ambiente y el exceso de calor se disipa a través de sus elementos metálicos que están en contacto con el agua. Concretamente, un panel solar produce hasta 10% más de electricidad debido al efecto de refrigeración por evaporación.

Otra variable que influye en la eficiencia de la planta energética es la proximidad de la masa de agua, porque facilita la limpieza de la superficie de los paneles solares. Y dado que los paneles solares flotan sobre el agua el nivel del embalse o de la balsa de agua no afecta a la producción de electricidad, explica la compañía.

Y por otro lado, además de su eficiencia, estas plantas no suponen un problema de ocupación de suelo útil: los parques solares sobre superficies de agua no impiden la utilización del agua para consumo, regadío o industria, y en cambio la superficie que ocupa un embalse, por ejemplo, suele ser espacio desaprovechado (excepto en aquellos casos en los que se permitan actividades y usos recreativos). Su instalación puede hacerse, incluso, en las masas de agua que no son aptas para el consumo ni puedan ser utilizadas para regar cultivos debido a los altos niveles de minerales y químicos, como por ejemplo las aguas que inundan una antigua mina de carbón, como es el caso de esta nueva planta solar.